Bienvenido al Blog de ecovatios

29 / 06 / 20
¿De qué forma afectará la crisis del COVID19 en el camino hacia la transición energética?

En el camino hacia la transición energética para conseguir la neutralidad de emisiones en 2050, las energías renovables tienen un papel fundamental. Si bien, durante la crisis derivada del COVID19 se preveía cierto estancamiento en el sector verde, lo cierto, es que está tomando impulso y puede ser fundamental en la recuperación económica de los países.

Un informe de Irena, sobre las perspectivas mundiales de las energías renovables, revela que “Las crisis sanitaria, humanitaria, social y económica desencadenadas por la pandemia del coronavirus (COVID-19) requieren una respuesta decidida a gran escala guiada por unas medidas sociales y económicas apropiadas. Mientras los países analizan sus opciones de estímulo económico, también deben hacer frente al reto de garantizar la sostenibilidad y reforzar la resiliencia, a la vez que mejoran la salud y el bienestar de las personas. Sigue haciendo falta una ruta acelerada para cumplir los objetivos climáticos mundiales.”

Durante la pandemia mundial estamos viviendo una tendencia hacia un modelo económico más responsable. Si los bonos verdes, dirigidos a inversiones tecnología renovable y eficiencia energética, entre otros, ya estaban cobrando protagonismo en los mercados europeos antes de la crisis, durante estos meses han surgido también los bonos sociales cuya finalidad es dotar de recursos que ayuden a paliar las consecuencias de la crisis en el ámbito social y sanitario.

Pero para que esta tendencia termine por asentarse y logremos un crecimiento económico unido con la sostenibilidad, es necesaria una apuesta definitiva por el desarrollo sostenible mediante la implementación de políticas y la creación de ayudas por parte de los Gobiernos.

Reducción emisiones CO2

La crisis del Covid19 también está acelerando la transición energética y facilitando la reducción de emisiones, motivados en muchos casos, por los cambios que estamos viviendo para adaptarnos a la nueva situación.

  • El fomento del teletrabajo: el descenso de los desplazamientos en coches implica un descenso en la emisión de CO2
  • Durante este periodo las energías renovables han tenido un repunte en la aportación dentro del mix eléctrico mundial
  • Si a lo anterior le sumamos que la recuperación del negocio del petróleo, del gas y del carbón será mucho más difícil después de esta recesión, especialmente porque las energías renovables son ya más baratas

Las energías renovables, una oportunidad para la recuperación de la economía en España

España es un país privilegiado y dispone de las condiciones ambientales necesarias para aprovechar la transición energética como vía de recuperación económica, ya que nuestra economía es una de las más dañadas de Europa.

Las energías renovables son una oportunidad para la recuperación gracias a las características y ventajas de estas tecnologías:

  • Las fuentes de energía renovable son inagotables
  • Creación de empleo, a través del plan de Energía y Clima 2021 y 2030 (PNIEC) se estima entre 250.000 y 364.000 puestos en 2030, así como de 236.124 millones de euros en inversiones entre 2021 y 2030 y del PIB, entre 19.300 y 25.100 millones de euros al año
  • Reducción de las emisiones CO2, ya que son tecnologías libres de CO2 y residuos radioactivos
  • Menor dependencia energética de Europa: España siempre se ha caracterizado por su altísima dependencia energética de los combustibles fósiles, la cual registró su máximo histórico en 2008, cuando llegó a alcanzar el 81,3%, pero gracias al fomento de las energías renovables esta dependencia ha ido disminuyendo hasta situarse en el 2018, en un 73,4%
  • La transformación del sistema energético podría impulsar un aumento acumulado del PIB mundial

RD. 23/2020 – Aceleración de la recuperación económica basada en la eficiencia y las energías renovables

Recientemente el Gobierno ha publicado el Real Decreto-ley 23/2020 que supone una mejora en la planificación energética española que va a permitir, de forma ordenada y rápida, que nuestro país alcance los objetivos marcados en energía y clima para 2030, y, por otra, que sea posible alcanzar antes la reactivación económica.

Algunas de las medidas más destacadas son:

  • Promover que las subastas renovables sean más competitivas
  • Simplificar trámites y agilizar la tramitación de los proyectos renovables
  • Promover nuevos modelos de negocio que serán claves en la transición energética y que ofrecen oportunidades de impulso económico, empleo y mejora de la competitividad
  • Facilitar la expansión del vehículo eléctrico a través de puntos de recarga de alta capacidad y de utilidad pública, en carreteras, autopistas y vías
  • Asegurar la liquidez del sistema eléctrico en el corto plazo
  • Transición justa: garantizando a trabajadores y territorios afectados por la transición hacia una economía más ecológica, baja en carbono, un tratamiento equitativo y solidario, minimizando los impactos negativos sobre el empleo y la despoblación de estos territorios
  • Agilidad y seguridad jurídica de la normativa ambiental, facilitando la tramitación de proyectos que permitan la reactivación de la economía tras la crisis