Bienvenido al Blog de ecovatios

08 / 11 / 19
¿Y tú, ya registras y compensas la huella de carbono?

¿Qué es la Huella de Carbono?

La huella de carbono es un indicador medioambiental que refleja el volumen de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que como ciudadanos, organizaciones y empresas emitimos a través de nuestra actividad diaria a la atmósfera. Los GEI son los que provocan el calentamiento del planeta y aceleran el cambio climático y su medición se realiza a través de toneladas CO2.

¿Por qué es tan importante que compensemos la huella de carbono? Recordemos que, en 2015, el cierre de la COP21 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático) supuso la firma del Acuerdo de París, por el que los 195 países miembros se comprometían a iniciar un plan de acción para limitar el calentamiento del planeta muy por debajo de 2° C y seguir esforzándose por limitarlo a 1,5° C, puesto que, si esto sucediera, los daños podrían ser irreversibles.

Alcanzar este objetivo y la neutralidad en emisiones CO2 en 2050 solo es posible a través de la colaboración y esfuerzo común por parte de entidades públicas y privadas.

Calcular y compensar

El Real Decreto 163/2014 aprobó el Registro de Huella de Carbono para que las empresas calculen, reduzcan y compensen sus emisiones de gases de efecto invernadero. Si bien es cierto, que por el momento el registro es un acto voluntario y gratuito por parte de las empresas, puede ser una buena forma de tomar conciencia del impacto que nuestras acciones y decisiones están teniendo sobre el ecosistema, y que, de esa forma, puedan incorporar medidas para la reducción de la huella.

Para medir la huella de carbono, se tienen en cuenta los gases efecto invernadero que genera nuestra actividad tanto de forma directa como indirecta, llegando a tres tipos de alcance:

Alcance 1: emisiones de gases de efecto invernadero directos (es decir, fuentes que son propiedad de la compañía como el consumo de combustibles, combustión de vehículos…)

Alcance 2: emisiones indirectas asociadas a la generación de electricidad adquirida y consumida por la organización

Alcance 3: el resto de las emisiones indirectas (que irían asociadas por ejemplo a actividades logísticas, viajes de trabajo…)

Además, el Ministerio para la Transición Ecológica pone a disposición de las empresas la posibilidad de compensar la Huella de Carbono a través de proyectos de absorción de dióxido de carbono que previamente hayan sido inscritos en la sección de “proyectos de absorción de CO2”. Y, además, las empresas recibirán un sello como reconocimiento de su labor y esfuerzo por el cálculo y reducción de la huella.

Ecodes, es una Organización sin ánimo de lucro que lanzó en 2005 la iniciativa CeroCO2 con el objetivo de reducir nuestro impacto sobre el clima. Para ello, puso en marcha herramientas que permiten calcular la Huella de Carbono de cualquier actividad, reducirla y compensar las emisiones que no se hayan podido evitar.

El cálculo de la Huella de Carbono, un acto voluntario hoy… mañana obligatorio

El pasado mes de febrero se aprobó por el Consejo de Ministros, el anteproyecto de ley LCCTE (Ley de Cambio Climático y Transición Energética) elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), que establece nuevas exigencias respecto a la Huella de Carbono. De forma que la contratación de la Administración General del Estado y el conjunto de organismos y entidades del sector público estatal incorporará prescripciones técnicas particulares en los pliegos de contratación, criterios de reducción de emisiones y de huella de carbono.

Por su parte, el Gobierno Balear aprobó el pasado mes de abril la Ley 10/2019 de cambio climático y transición energética en las Islas Baleares, que incluye el carácter obligatorio de las grandes y medianas empresas que desarrollen total o parcialmente su actividad en las islas, a que calculen y registren su huella de carbono a partir del 1 de enero de 2020. Las obligaciones se traducen para las empresas en calcular, registrar y compensar las emisiones de carbono.

Además, a partir de 2025 tendrán que presentar planes de reducción con objetivos mínimos vinculantes.

Soluciones energéticas

Si eres una empresa comprometida y estás decidido a reducir tu huella, debes saber que a nivel energético tienes varias soluciones que pueden ir desde el autoconsumo, la contratación de una tarifa ecológica en un comercializador de energía exclusivamente renovable, así como implementar medidas de eficiencia que reduzcan el consumo de energía.

¿Te ayudamos?