Bienvenido al Blog de ecovatios

09 / 10 / 18
Pontevedra, ciudad sin coches, lleva desde 1999 trabajando por eliminar los vehículos de la ciudad

¿Imaginas salir de casa y no encontrarte con un atasco en la carretera? ¿O abrir la ventana del salón y no escuchar una bocina de vez en cuando? Aunque te suene a cuento nórdico, es posible. Y es posible en España, concretamente en Pontevedra. La ciudad sin coches que lleva desde 1999 trabajando en esta tendencia hasta conseguir lo que es hoy. En su momento, según el alcalde que inició la peatonalización de la ciudad, se montaron protestas ante estas políticas. Sin embargo, actualmente se va más allá de simplemente peatonalizar las cuatro calles del centro. De hecho, una de las últimas iniciativas partió de los profesores y alumnos de un centro público, que propusieron al ayuntamiento sacar el recreo a la plaza. Como consecuencia, se cortó todo el tráfico que la circunvalaba.

Ciudad sin coches: los números hablan por sí solos

  • La mejor forma de analizar estas medidas es fijarse en cómo las cifras de bienestar y calidad de vida han ido cambiando con el paso de los años.
  • 27.000 vehículos que recorrían las calles del centro de la ciudad se redujeron en un 90%
  • A consecuencia de esto, disminuyó la contaminación en un 65%
  • El número de accidentes también bajó, pasando de ser 1.203 en el año 2000 a 484 en el 2014 (con 0 víctimas mortales)
  • De esta forma, se fomentó el desplazamiento en bicicleta o a pie. De hecho, el 72% de la población realiza sus compras de una de estas dos formas
  • Más de 2.000 escolares de entre 6 y 12 años, acuden a sus centros caminando

En definitiva, eliminar la circulación no solo reduce considerablemente las emisiones de CO2, sino que favorece a una mejora de calidad de vida y a fomentar la presencia de espacios verdes y áreas comunes.

Seguro que te suena de haber oído que Oslo, Hamburgo o Helsinki son algunas de las ciudades donde los coches tienen los días contados. Defendiendo que las posibilidades para convertir núcleos urbanos en ciudades sin coche son reales, y que solo hace falta un cambio de mentalidad en la población para comenzar a hacerlo. Nos ha parecido muy curiosa esta sucesión de imágenes tomadas en una calle de Seattle. En ellas quieren representar la sensación de congestión a la que dan lugar los vehículos de motor en la ciudad. Son cuatro versiones de foto diferentes con 200 personas a bordo de 177 coches, las mismas 200 personas a pie, en otra imagen aparecen simulando el transporte en autobús y en tren y, finalmente, en bicicleta. ¿Qué te hace pensar a ti?