Bienvenido al Blog de ecovatios

21 / 03 / 19
3 formas inteligentes de ahorrar energía (¡y dinero!) en tu negocio

Parece mentira, pero no lo es. Sí, puedes ahorrar energía y dinero al mismo tiempo. ¿Sabías que las facturas de electricidad suponen uno de los mayores gastos de una empresa? En toda empresa se nos plantean tres barreras cuando nos proponen ahorrar energía y ser más eficientes:

  • “No hay tiempo”: las empresas no siempre tienen tiempo para pensar profundamente acerca de la eficiencia energética o para crear un plan de ahorro de energía.
  • “No podemos pagar más”: existen múltiples prioridades presupuestarias y la eficiencia energética no es una de ellas.
  • “Demasiada información”: Con tantos proyectos de eficiencia energética para elegir, puede ser difícil determinar qué es lo primero o qué va a proporcionar el mejor retorno de la inversión

Ahorrar energía, en ecovatios te lo ponemos así de fácil

Sin embargo, en ocasiones, la solución es mucho más sencilla y por eso queremos compartir con vosotros cómo, con ecovatios, podrás ahorrar energía y dinero en tu negocio:

  1. Utiliza energía 100% renovable y a precios competitivos. Al contrario de lo que se piensa, la energía verde no tiene por qué ser más cara. De hecho, es totalmente al contrario. El primer paso para tener un negocio sostenible es consumir energía limpia y poder comunicárselo a tus clientes. Además, teniendo un mayor control de tus consumos, y actuando en función de ellos, podrás ahorrar hasta un 10-15 % de tu consumo actual.
  2. Ajusta la potencia contratada. Es siempre un gasto fijo en tu factura de electricidad, por lo que es importante que estudies si realmente necesitas tanta potencia o podrías desarrollar tu actividad con menos. Este proceso es sencillo y, si nos envías tu última factura a hola@ecovatios.com (seas o no seas cliente), te ayudaremos a determinar si tu potencia es la adecuada. ¡Se consiguen ahorros de hasta el 30%!
  3. El autoconsumo es legal en nuestro país y está regulado desde 2015. En ecovatios creemos firmemente en el autoconsumo como una medida de ahorro y eficiencia, ya que producir con energía solar en la cubierta de tu empresa es rentable.